06 febrero 2011

London in 50mm


Casi dos meses después de dar por cerrado el blog, lo abro brevemente para compartir contigo un proyecto que llevé a cabo el pasado 2 de febrero: un pequeño photowalk por Londres con un único acompañante: mi objetivo Nikon 50mm f1.8.

Montar un objetivo fijo hace que tengas que pensar más los encuadres, que los tengas que buscar, que te tengas que mover. Te quita versatilidad a la hora de fotografiar, pierdes muchas fotos...pero cuando consigues la foto que buscabas, te hace sentir realmente satisfecho. Si a eso le unes la calidad que proporciona este pequeño objetivo, puedo decir que he hecho alguna (una) de las fotos de las que más satisfecho estoy desde que empecé en esto de la fotografía.El viaje, además, tenía otros retos: iba a ser un viaje de ida y vuelta en el día, dejando que el destino eligiera el tiempo que iba a hacer, la luz que iba a tener, las escenas que me iba a encontrar en la capital inglesa; y puedo decir que el destino se portó bien conmigo. Le debo caer bien. O quizá valoró el madrugón, las 3 horas y media de sueño. Y sólo iba con un plan: perderme por Londres. Caminar, caminar y caminar. Sólo tenía un punto presente: Liverpool Street Station, que era donde me dejaría el Stansted Express; a partir de ahí: perderme por la cityYa en el Stansted Express, fui marcando otros puntos en el mapa de Londres que llevaba en el bolsillo: The Gherkin, el Millenium Bridge, la Tate Modern, el Covent Garden...así que con esos puntos en mente empecé a andar con la cámara colgada al cuello. Tengo que decir, en mi descargo de turista enamorado de Londres, que también llevaba una Olympus Pen en el bolsillo para hacer las fotos de turista que no podría hacer por la poca flexibilidad del 50mm, pero todas esas fotos han quedado fuera de este proyecto.Al final, los más de 9 kilómetros que anduve merecieron la pena. Le tomé el pulso a la city, encontré escenas sólo posibles en Londres, entré en un museo (de en mis tres visitas anteriores sólo había pisado el Science Museum), escuché un concierto de ópera improvisado en el Covent Garden, otro de un quinteto de cuerda en el mismo lugar...pero sobre todo, disfruté como siempre en Londres e hice fotos, muchas fotos y volví satisfecho.Para ver las fotos que, han pasado a formar parte de este proyecto (tras una primera criba), no tenéis más que pulsar en este enlace.

Yo por mi parte, ya estoy pensando y esperando en mi próximo viaje a Londres.

Como postre, os dejo un pequeño vídeo:

Londres from Jorge Estevez on Vimeo.

1 comentario:

Montse dijo...

Qué sorpresa abrir las RSS y ver que has publicado algo, lo celebro !!

Utilizar una focal fija siempre es un handicap, pero como dices, cuando logras una buena foto te sientes muy bien contigo mismo.

Me gusta mucho la serie que has subido de Londres (el video lo veré luego en casa). Espero que mantengas la línea de publicación y no vea un cerrado de nuevo..

Abrazos :)