04 julio 2010

Supertramp

A través del blog de Xavier Verdaguer (al que llegué, a su vez, a través del blog de Ignacio Izquierdo) descubrí el concepto Supertramp.

Un Supertramp es un momento único en el que uno tiene una sensación de libertad y felicidad y que se inmortaliza abriendo los brazo frente a la escena que provoca en uno esos sentimientos.

Desde que descubrí la cantidad de fotos de Supertramps que tiene Xavier en su blog, así como las de la gente que le envía las suyas para que la cuelgue en la página de facebook que ha creado a tal efecto tenía en mente hace mis propios Supertramps. Y el primer lugar que debía ver un Supertramp mío debía ser El Espinar.

Hoy, aprovechando que he pasado el día allí, ha tocado hacer las fotos de rigor, aunque casi no puedo hacerlas como Dios manda porque me dejé en Madrid la zapata del trípode, con lo que no podía acoplar la cámara al Manfrotto. Menos mal que en el maletero llevo un trípode de emergencia. Un trípode que debe tener 30 años o más y que me regaló una tía mía. Un trípode que ya me ha salvado de más de una.

Así que aquí está el primer Supertramp que os presento, y que no será el último:

No hay comentarios: