04 julio 2010

El Espinar

Treinta y dos años yendo a El Espinar, de pequeño pasaba allí al menos tres meses al año y de mayor cada vez que podía me escapaba y no tenía ninguna fotografía del pueblo.

Estar allí me basta para disfrutarlo. Pasear, relajarme, ir de arriba a abajo, subirme al monte, coger la bicicleta (de esto hace años ya), estar con los amigos; todo eso es/era suficiente para recargar las pilas.

Sin embargo, cada vez voy menos y de lo que me he dado cuenta es que, a pesar de mi afición por la fotografía, no tenía instantáneas de los lugares por los que paseo, en los que descanso o de los que disfruto cuando estoy allí. Así que el pasado sábado intenté evitarlo, por lo que cogí la cámara de fotos e hice alguna que otra. No servirán para crear un banco de imágenes, pero sí que servirá para tenerlas y echarles un vistazo de vez en cuando. O quizá para reemplazar el folleto de El Espinar que cogí en Fitur y con el que decoro mi puesto de trabajo en la oficina y al que echo un vistazo de vez en cuando y me sirve para imaginarme allí tomando el fresco en vez de encerrado en los quehaceres del proyecto.
En este caso una imagen de la Iglesia de San Eutropio y de la plaza de la Constitución. Es cierto que la plaza me gustaba más antes de la remodelación, en la que quitaron los árboles que había y que daban una sombra la mar de agradable los días en los que el sol aprieta pero esta foto no se podría haber tomado entonces porque esos mismos árboles tapaban la vista de la iglesia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y como leñe has conseguido no sacar a nadie por la calle??? Vamos, por lo que se ve, hay muchas más cigüeñas en el pueblo que personas.... jajaja

Jorge dijo...

Pues es fácil...haciéndola a la hora en la que medio pueblo está echándose la siesta y el otro medio viendo el Alemania - Argentina...