24 enero 2010

Coherencia

Sabemos que la coherencia no es la virtud más extendida entre los políticos de éste nuestro zoológico ibérico.

Hoy me "sorprende" la postura de la señora De Cospedal y por ende del PP nacional para con los concejales del pueblos de Yebra. Lo de sorprende es un poco metafórico, porque si hoy un día un político te sorprende puede ser porque vivas en los mundos de Yupi o porque tengas los sesos sorbidos por el tsunami Karmele.

Se ha descolgado la señora De Cospedal con una reprimenda a los concejales populares que han votado a favor de la instalación del cementerio nuclear en Yebre, que ya la quisiéramos para los implicados en la trama Gürtel.

Esta postura sería más o menos normal en la España de los últimos 30 años. En la España del Nuclear, no gracias. Pero no en la España reciente del No al cierre de Garoña. En la postura que ha mantenido, a mi juicio acertadamente, el Partido Popular a favor de la energía nuclear como energía limpia, estable y barata. Y la postura de prosperidad económica para una comarca en la que se encuentra la central nuclear.

Pero claro, no suena igual central que cementerio, ¿no? Y es más cómoda la postura de "defiendo las nucleares, pero no en el patio trasero de mi casa"

Señora De Cospedal, la energía nuclear tiene como una de sus características la generación estable de electricidad. La nula generación de gases contaminantes a la atmósfera. La lucha contra el efecto invernadero. Y muchos otros, entre los que se encuentran la generación de "residuos" no re-utilizables que deben ser almacenados de forma segura y controlada. Si queremos unos, debemos asumir otros.

Pero no, es más fácil tener la central en casa y mandar la mierda fuera, ¿no? ¿O sustituimos fácil por populista?

No hay comentarios: