05 marzo 2008

Sigue la flecha

Esta es una de esas fotos que ves antes de hacerla. Pero que cuando la haces no te convence, la ves en la pantalla de la cámara y no acabas de verla bien (incluso cuando enfocas sabes que no le estás sacando el potencial que el sitio tiene). Impresiones que se refrendan cuando la ves en el ordenador al ir a procesar las fotos y que por ese motivo la vas dejando y dejando. Nunca te convence del todo y por eso no te decides a procesarla.
Hasta que un día coges te pones con ella, más por aburrimiento que por otra cosa. Y con un simple recorte, ¡voilá! la foto te gusta mucho más, parece que tiene algo. Y te decides a tocar un poquito la foto con mimo para realzarla (que si curvas, que si niveles) pero nada del otro mundo, porque al final tuviste la foto...y casi la hiciste. Pero lo bueno del procesado es que te pueden pasar cosas como estas.

¡Ah! el lugar es la entrada a un castillo escocés entre Inverness y Aberdeen creo recordar...y lo verde que se ve es un campo de golf perdido entre medias.

Sonaba en mi iPod Princesas de Pereza

No hay comentarios: