09 febrero 2008

Ciudadanos de primera...

...y de segunda.
Si un obispo opina sobre la actualidad o sobre política, estamos en un estado laico y no tienen derecho a hacerlo.
Si un actor o cantante opina sobre política, está representando la voz de la calle y de la "cultura".
Si un obispo opina, se deben revisar los acuerdos Iglesia-Estado y se les debe quitar la "financiación pública"[sic].
Si un director de cine opina sobre política o actualidad, se le debe mantener las subvenciones públicas, y te sacas de la manga leyes para "proteger" su creatividad.

Que cada uno saque sus propias conclusiones...

No hay comentarios: