10 enero 2007

Menos mal que siempre nos quedará...
¡Londres!
Hay momentos en los que uno se pone más ¿melancólico? Debe ser el tiempo que está puñetero, o quizá algún tipo de cambio (La Finca) pero hay momentos en los que uno se pone a recordar algún momento pasado en el que realmente estuvo a gusto, feliz, contento...

Ya tenía ganas yo de volver a Londres. Fué mi primer gran viaje sólo y quizá por eso fué por lo que me enamoré de esa ciudad. Tras algún intento infructuoso, el verano pasado fue la oportunidad de regresar. Con el pequeño pero importantísimo matiz de que ya no fuí sólo ;-)


Así que nada, toca revisar las fotos que hice, o mejor dicho, las pocas fotos que he procesado. Esta que he puesto es del puente del Milenio (de Sir Norman Foster) y la catedral de San Pablo (o St. Paul que dicen ellos). El Támesis limpio, limpio y el cielo....joder, ¡qué buen tiempo hacía!
Como Terminator dijo un día.....¡volveré!

PD: Por cierto, estos Reyes por sorpresa me trajeron el libro Cabo Trafalgar de Arturo Pérez-Reverte que acabo de empezar a leer, y joder, ¡cómo mola! Este tío es un genio y escribe de una manera muy clara, llana y amena (y os lo digo yo que no me gusta leer).
Sin lugar a dudas mis dos escritores favoritos son Alfonso Ussía y Arturo Pérez-Reverte
Sonaba en mi iPod Eclipse de Mikel Erentxun

No hay comentarios: