20 septiembre 2004

Delincuencia
Hace un mes que estoy sin cámaras de fotos (bueno, menos una pequeña compacta) y sigo igual de jodido o aún más.
El otro día me vino la primera carta del pago de la Nikon D70...no sé si pasársela al hijoputa que me la ha robado, al señor concejal de seguridad, al delegado del gobierno en Madrid o directamente al ministro del Interior.
Muchos esfuerzos, muchas horas en el trabajo, demasiado estrés y agobios, todo para tener un sueldo a fin de mes que me permita vivir y tener mis ilusiones, un pequeño capricho que me libere de tanta tensión. En mi caso la fotografía....todo para que llegue algún cabrón que no sólo te roba lo material sino también las ilusiones, la esperanza y los sueños...
Sonaba en mis auriculares Jugando con el tiempo de Mikel Erentxun

No hay comentarios: