07 mayo 2004

¿Metrosexual? no, Pueblosexual.
Llevamos tiempo y tiempo escuchando la dichosa palabra. Hay que reconocer que la 1ª vez que la escuché pensé algo escabroso...alguna nueva moda...mejor callarse.
Pero resulta que un metrosexual es lo ideal. Olvidemos un anuncio televisivo en el que decía que el hombre que merece la pena o es gay o está casado. El hombre que merece la pena ahora es un metrosexual.

Casi sin quererlo empecé a leer en qué consistía un metrosexual en los dominicales del periódico, luego apareció en la tele...vamos, que parecía que el hombre había llegado a Marte (por supuesto un metrosexual que sepa "congeniar" con las marcianas).
Que si un metrosexual es un hombre que se cuida, que si se echa cremitas, que si sabe de moda, que si va a la moda. Vamos, llegué a la conclusión de que un exponente claro era Beckham (joder con Beckham, ¿hay algo que no tenga?).

Total, que me puse a imaginar...me empiezo a echar cremitas, me doy rayos uva, me compro unos pantalones de algodón que mi abuela no pararía de intentar planchar, voy al gimnasio a deprimirme con los cuerpos que se ven, me corto el pelo (con cresta, rapado, coleta, flequillo, raya, etc, etc.), empiezo a frecuentar garitos de moda....
Así que qué es lo que ocurre: Me dejo un pastón en cremitas que a la hora de la verdad no me quitan la piel grasa, me dejo un pastón en el gimnasio para no durar ni 10 días porque me canso con sólo ver a las monitoras de aerobic, me compro esos pantalones para que parezca que estoy con el pijama, me corto el pelo para que me quede como si hubiese sido en una escuela de peluquería y lo único que consigo en los garitos de moda es lo de siempre: pillar....un trozo pero que me deja la cuenta en rojo.

Porque no nos engañemos, yo no soy Beckham, ni tengo el cuerpo del sueco del Arsenal que anuncia gayumbos. Soy cabezón y el pelo rapado me hace parecer a uno de los macarras de la escuela de Bart Simpson...

Por eso me reivindico. Déjenme que vaya como siempre. Me gusta comprarme la ropa de toda la vida en El Corte Inglés. Mis Levi's 501 y mis camisetas de dibujos, mis camisas azules de cuadros y mis náuticos. El pelo me lo corto donde y como siempre....vamos, que yo el único metro que conozco es el que va bajo tierra...

Pero todo hay que decirlo...es por envidia porque: Yo no soy guapo, si me pongo el pelo así hago el ridículo. Si me visto así lo hago también...Así que no me preocupo y me quedo tan feliz como soy: Pueblosexual.

Sonaba en mis auriculares En mi coche de Hombres G (Estamos locos... ¿o qué?)

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.